Partido correspondiente a la quinta jornada de la segunda división autonómica donde Filipenses Baloncesto se iba a enfrentar al equipo Ponce Ginemédica de Valladolid.

Arrancaba el partido y las colegiales salían decididas a imponer si ritmo tanto en defensa como en ataque, consiguiendo varias canastas tras provocar perdidas en el equipo visitante en la salida de balón. En los primeros 5 minutos el parcial era de 13-2 en favor local, a pesar de varios fallos en zonas cercanas a la canasta. El criterio de contacto era muy muy bajo y esto generó en la mayor parte del encuentro un partido muy lento y donde en los primeros instantes de este cuarto las colegiales estaban en bonus para el resto del cuarto. Aun así, las palentinas siguieron apretando para conseguir un marcador final de 28-9 al final del primer periodo.

El segundo cuarto seguiría la tónica general del encuentro donde las colegiales mostraban un buen volumen de juego, cargando bien el rebote ofensivo y donde la poca permisividad en la presión generaba que la mayor parte del equipo colegial se viese afectada por las faltas cometidas, aun así, un parcial de 8-0 al inicio de este cuarto seguía mostrando las ganas de cada jugadora por querer ayudar al equipo. El resto del cuarto fue algo más parado ya que ambos equipos llegaban al bonus y el ritmo propio de un partido de liga infantil era cortado por la poca permisividad de contacto. El partido llegaba al descanso con marcador de 51-19.

Comenzaba la segunda parte y el inicio del cuarto en anotación estuvo igualado debido a la efectividad de las vallisoletanas, mientras que las colegiales seguían generando varias opciones de canasta en casi todas las jugadas, pero no obtenían el resultado deseado, muestra de ello era el 10-9 en los primeros 5 minutos del cuarto. Nuevamente fue un inicio marcado por la cantidad de faltas señaladas, lo cual generaba dudas en cuanto al nivel defensivo que ambos equipos podían poner ya que al mínimo contacto era falta. Los cinco minutos finales fueron una buena muestra de lo que es el equipo palentino, siendo generosas en ataque y muy implicadas todas en la presión defensiva y a la hora de la rotación, consiguiendo un parcial final de 13-1, que nos dejaría un resultado en el electrónico de 74-29.

El último cuarto estaba en marcha y el equipo colegial salió dispuesto a continuar su trabajo y buena muestra de ello es el 6-0 que conseguía cerrar el partido en los primeros minutos de este cuarto con el 80-29 final, aun así, fue un partido con poco ritmo debido a la gran cantidad de faltas señaladas, 61 (26-25), y los numerosos tiros libres lanzados por parte de ambos equipos, la mayoría por el mero hecho de llegar tan pronto al bonus, 63 tiros libres lanzados entre ambos (33-30), siendo un partido donde el dominio local fue patente desde el inicio. Aun así, las colegiales nunca dejaron de presionar y de insistir una y otra vez en ataque, compartiendo el balón y cargando el rebote ofensivo.

El próximo encuentro para Filipenses Baloncesto será el día 26 de noviembre a las 12:00, en el pabellón Adolfo Nicolás, donde visitaremos al C.B Villamuriel 2011 en lo que será el primer derbi de la temporada.